Navarros Ilustres

Personajes ilustres en la historia de Navarra

José Lázaro Galdiano

with one comment

José Lázaro Galdiano

José Lázaro Galdiano

José Lázaro Galdiano (n. Beire, 30 de enero de 1862 – † Madrid, 1 de diciembre de 1947). Jurisconsulto, editor y coleccionista de arte.

Cursó los estudios jurídicos. Fue miembro del Ateneo de Madrid y entre los años 1912-18 un miembro muy activo del patronato del Museo del Prado y llevó a cabo una importante actividad en defensa de la institución. Fue secretario de Castelar.

En Barcelona, en donde vivía desde 1880, participó en la comisión encargada de la exposición artística de la Exposición Universal de 1888 en la que conoció a la escritora Emilia Pardo Bazán, (1851-1921) con quien estableció una relación de amistad que le facilitó posteriormente la entrada en los círculos intelectuales madrileños. La escritora le dedicó su novela Insolación (1889).

Su figura destaca también entre los columnistas defensores del patrimonio artístico español, centrando su actividad en la recuperación de obras que habían salido de nuestras fronteras y oponiéndose con firmeza al expolio.

Su solicitud para ingresar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando no fue aceptada, respondiéndole el conde de Romanones, entonces presidente de la Academia, además de Presidente del Consejo de Ministros: “Pero usted, don José, ¿para qué quiere ser académico?”.

José Lázaro se instaló en Madrid en 1888, en donde vivió primero en la Cuesta de Santo Domingo, en una vivienda que pronto convirtió en un auténtico museo. En 1903 se casó con Paula Florido y Toledo (Argentina 1856-Madrid, 1932), que había enviudado anteriormente en tres ocasiones y que compartía con su marido la pasión por el coleccionismo, aportando su conocimiento del mercado del arte internacional.

La importante fortuna económica de ambos cónyuges les permitió la construcción del palacete de Parque Florido, de estilo neorrenacentista que decoraron con esmero y que se convirtió en la sede de su creciente colección.

Después del fallecimiento de su esposa en 1932, antecedido por el de dos de sus hijastros, José Lázaro, se recluyó mucho a nivel social, si bien continuó coleccionando con obsesión. Pasó los años de la Guerra Civil Española en el exilio, primero en París y luego en Nueva York, en donde continuó coleccionando obras de arte.

Volvió a Madrid terminada la guerra, falleciendo en 1947. Legó su colección al Estado español, creándose la Fundación que lleva su nombre. En 1951 se inauguró en su palacete de Parque Florido, el Museo Lázaro Galdiano (calle Serrano 122, Madrid), después de unas reformas de adecuación dirigidas por Fernando Chueca Goitia.

Editor

Ya desde joven Lázaro Galdiano colaboró en prensa, por ejemplo como crítico de arte en el periódico La Vanguardia de Barcelona, o en El Imparcial o El Liberal de Madrid, medios en los que continuó escribiendo sobre arte, cultura, política y de la necesidad de proteger el patrimonio cultural español.

Creó una Biblioteca de Jurisprudencia donde daba a conocer sentencias de interés social y humano, con temas de Historia y Filosofía. En el terreno de las revistas fundó la Nueva Ciencia Jurídica, en la que desarrolló progresivos postulados procesales. Publicó también la Revista Internacional.

En 1889, residiendo ya en Madrid, fundó la editorial La España Moderna (1889-1914) y la revista literaria del mismo nombre, con el propósito de elevar el nivel cultural de sus lectores, que constituye la culminación de su obra periodística. En la revista colaboraron firmas de los escritores españoles de la generación del 98 como Emilia Pardo Bazán -quien influyó notablemente en el impulso de esta publicación-, Unamuno, Echegaray, Clarín, Palacio Valdés, Zorrilla, Pérez Galdós oMenéndez y Pelayo, políticos y pensadores como Giner de los Ríos, Silvela, Cánovas y Pi y Margall.

También se publicaron en la revista, en muchas ocasiones por primera vez en español, obras de escritores extranjeros como Dostoievsky, Tolstoi, Balzac, Daudet, Flaubert, Gorki y Zola, por ejemplo.

La editorial editó, además de centenares de títulos literarios, otras revistas más especializadas como La Revista InternacionalRevista de Derecho y Sociología y La Nueva Ciencia Jurídica que, como La España Moderna pretendían mejorar el acceso de los lectores españoles a lo más interesante de la ciencia y las letras.

No respondía al molde clásico de prensa ideologizada, sino que con perspectiva cultural amplia servía para analizar entonces los temas sociales y políticos. La revista era mensual.

Coleccionista

Fue quizás su faceta como coleccionista y crítico de arte, la que le ha hecho más célebre. A su muerte en 1947 disponía de una de las mejores colecciones de arte del mundo entero y, en España, la segunda en valor después del conjunto del Museo del Prado.

Las colecciones que fue reuniendo José Lázaro a lo largo de su vida incluyen unas 12.600 piezas de los géneros artísticos más diversos, siempre dentro del arte clásico (Lázaro no coleccionó arte de su tiempo) y muy centrado en el arte español, cuyo patrimonio luchó por mantener en España, frente a la importante presión de coleccionistas y museos internacionales.

En esta faceta de promotor de la conservación del arte español, mantiene un interesante paralelismo con el coleccionista norteamericano Archer Huntington, fundador de la Hispanic Society de Nueva York.

Destaca su excelente pinacoteca con más de 750 pinturas en la que sobresale la representación de pintura española con autores que abarcan desde el Renacimiento hasta el Romanticismo como: Pedro Berruguete, Zurbarán, Ribera, Murillo, Velázquez, Claudio Coello, Goya (de quién la colección es una referencia muy relevante), Leonardo Alenza… y en la que la colección de tablas góticas y del primer renacimiento español puede considerarse entre las mejores del mundo.

La colección de pintura incluye también una interesante representación de la escuela inglesa:  Gainsborough, Reynolds, Constable y Allan Ramsay… así como de los primitivos flamencos y alemanes, con obras tan importantes como Meditaciones de San Juan Bautista de El Bosco.

Una de las pinturas más singulares de la pinacoteca es el cuadro anónimo renacentista El salvador adolescente, que aunque actualmente es atribuido a uno de sus discípulos, pasó durante muchos años por ser la única pintura de Leonardo da Vinci en España.

Se constituyó por deseo expreso suyo una fundación y, con el impulso de varios expertos y la dirección de Camón Aznar, se fundieron las principales remesas, sobre todo las obras procedentes de Nueva York, ciudad en la que vivió. Su espíritu austero, la fortuna de su mujer fallecida y el acierto en la adquisición de ejemplares valiosos fueron las claves del éxito en una empresa sin precedentes.

Su faceta de bibliófilo se refleja en piezas notables de su biblioteca, como el incunable L´Antiquité Judaique de Flavio Josefo, fechada entre 1460 y 1470, el Libro de horas de Gian Giacomo Trivulzio, obra milanesa de hacia 1500, o el Tratado de la Pintura Sabia de Fray Juan Ricci, sin olvidar una de las joyas bibliográficas que reunió: el Libro de descripción de verdaderos Retratos, de Ilustres y Memorables varones, manuscrito autógrafo de Francisco Pacheco, maestro y suegro de Velázquez y uno de los grandes teóricos españoles del siglo XVI.

Hay que señalar que a su excelente biblioteca añadió alrededor de mil libros de la de su gran amigo Antonio Cánovas del Castillo, que adquirió tras el asesinato de éste, en 1897, así como su archivo.

También son importantes las colecciones de esculturas y otras artes decorativas como esmaltes, marfiles, orfebrería, bronces antiguos y renacentistas, joyas, armaduras, muebles, cerámicas y cristalería.

Al no tener hijos se especuló con el destino de tal imperio artístico pero su deseo y la acción del Estado que ofreció ventajas y limitó obstáculos hicieron realidad primero la fundación y después el Museo asentado en “Parque Florido” de Madrid, según proyecto de Chueca Goitia.

La colección contiene esmaltes comprados a la Unión Soviética, las alhajas de Cellini adquiridas a Rotschild; diversas colecciones de armas históricas; tapices; pinturas de El Greco, Zurbarán, Velázquez, Goya, Murillo, Ribera, Sánchez Coello, Valdés Leal, Claudio Coello, Antolínez, Madrazo, Vicente López, Paret, Lucas… De autores extranjeros destacan: Van Eyck, Isenbrandt, Memling, Van Dyck por la escuela flamenca; en la holandesa, Rembrandt, El Bosco, Moro. De Italia cabe reseñar a Leonardo da Vinci, Magnasco, Guardie y Tiépolo. También están presentes autores ingleses como Reynolds, Lawrence y Constable.
El Museo Lázaro Galdiano consta de treinta y siete salas y fue inaugurado el 27 de enero de 1951.

Written by Albergues del Camino

agosto 27, 2011 at 2:51 pm

Martín de Andosilla

with 6 comments

Martín de Andosilla y Arlés (n. Peralta, ca. 1452 – † Pamplona, 25 de abril de 1521) Teólogo.

Fue el iniciador de la literatura antisupersticiosa española del siglo XVI, llegando a merecer la alabanza de Nicolás Antonio en su Biblioteca Hispana.

A pesar de que su padre se apellidaba Arlés, el siempre se llamó Martín de Andosilla. Alguna vez añadió el apellido paterno. Por excepción, en la portada de su tratado De superstitionibus antepuso Arlés a Andosilla.

A la edad de 25 años tomó el hábito canonical en la catedral de Pamplona (1477) y tres años más tarde recibió el arcedianato de Valdeaibar en la misma catedral, que le permitió completar su formación en París (1487), donde se graduó doctor en Teología.
En política se alineó en el bando agramontés, partidario de la independencia del reino. A su muerte, el 25 de abril de 1521, fue enterrado en el claustro de la catedral de Pamplona, a la que sirvió con ejemplar fidelidad. Yanguas y Miranda refiere que en una losa blanca de la sepultura que existía en el mismo claustro, se leía la inscripción siguiente: Hic jacet Reverendus Martinus ab Andosilla et Arles, doctor in sacra theologia, canonicus, et archidiaconus vallis de Aibar, in eclesia Pampilonensi qui diem clausit extremum. Anno Domini 1521 die 25 aprilis.
Martín de Andosilla alcanzó la celebridad con su tratado De Superstitionibus contra maleficia et sortilegia, quae hodiae vigent in Orbe terrarun, escrito en latín y destinado a los hombres de letras. Tuvo seis ediciones (Lyon 1510; París 1517; Roma 1559; Frankfurt 1581; Venecia 1584 y Pamplona 1969).
Aunque poco original, constituyó una fuente de gran valor para comprender la mentalidad de los antepasados y el folklore de la tierra, pero no fue capaz de contener la ola de supersticiones en y fuera de Navarra. Ejerció escaso influjo en la literatura antisupersticiosa.
Escribió también Tractatus de superstitionibus, que apareció en Roma el año 1559-1560.
Compuso, además, De obitu sive morte canonicorum, que sunt fienda ante eius mortem et post (ca. 1517), 21 páginas en las que recoge las practicas y costumbres funerarias de la iglesia de Pamplona (Arch. Catedr. Pampl., G 77, 1.º, inédito).
Su principal mérito es que, contra las corrientes dominantes en la época, tanto entre el pueblo como entre gente muy entendida y leída que incitaba a los jueces a condenar a muerte a las brujas, él se mantuvo en las ideas agustinianas de que la brujería era pura imaginación y puro sueño.
La universidad de Pensilvania (EEUU) tiene en su página web la obra de Andosilla, aunque en latín, y Google Académico ha incorporado a su catálogo la edición completa de París.

Bibliografía

  • J. Goñi Gaztambide, El tratado “De superstitionibus” de Martín de Andosilla, en “Cuadernos de Etnología y Etnográfia” 3, (1971), 249-322.

Written by Albergues del Camino

agosto 23, 2011 at 8:22 pm

Jerónimo Dutari

leave a comment »

Jerónimo Dutari (n. Pamplona, 21 de abril de 1671 – † Santiago de Compostela, 15 de agosto de 1717) Jesuita.

A los 16 años vistió el hábito de la Compañía y se ordenó sacerdote en Salamanca.

Enseñó Filosofía y Teología en Pamplona, Salamanca y Valladolid; dio misiones por Castilla, Navarra y Galicia; fue rector de los colegios de Burgos, Logroño, Palencia y Compostela.

Publicó 20 títulos y dejó manuscritos más de treinta, tratados de moral, y sermones.

En el Museo Británico se conserva una respuesta de Dutari a las censuras que le dirigieron por algunas proposiciones predicadas, entre ellas la supresión de las Comedias de Farsa en Tudela (Navarra).

Entre sus escritos están Vida cristiana, que llegó a sumar 18 ediciones y Cardaberaz tradujo al vascuence: Christauaren vicitza edo orretarako vide erraza bere amabi pausoaquin Jesusen Compañiaco missionero Aita Geronimo Dutariren libruchotic ateraa… (Pamplona, 1744).

La Vida cristiana, o práctica facil de entablarla con medios y verdades fundamentales, contra ignorancias o descuidos comunes salió con el nombre de Gerardo Vimonti, pero en la sexta edición (1718) se estampó el de Dutari.

Su discípulo P. Losada escribió Noticia de la vida y virtudes del V. P. Gerónimo Dutari, de la Compañía de Jesús (Salamanca, 1720).

Ver obras digitalizadas disponbles en la Biblioteca Virtual Cervantes

Written by Albergues del Camino

agosto 14, 2011 at 9:48 am

Publicado en Religiosos

Xabier Santxotena

with one comment

Xabier Santxotena Alsua (n. Bozate, Arizkun, 5 de octubre de 1946) Escultor.

Xabier Santxotena, escultor

Xabier Santxotena, escultor

Vinculado por tradición familiar a la artesanía de la madera, entra muy joven (1970) en el mundo de la escultura de la mano de Oteiza, del que será destacado discípulo.

Entre 1973 y 1976 estudia en la sección de modelado (talla de piedra) de la Escuela de Artes y Oficios de Vitoria-Gasteiz, teniendo como profesor a Aurelio Rivas. Al término de este período, Santxotena ha elaborado ya un estilo propio, sintetizando el simbolismo abstracto, organicismo y racionalismo.

De esta primera época datan obras como Homenaje a la Mesa de los Tres Reyes, Bertsolari y Homenaje a Aita Donosti. 

En 1975 elabora sus primeras series, que el autor denomina familias. Así, Homenaje a los poetas (5 piezas), Homenaje a la pelota (6) y Menhires (5). Posteriormente, nueve piezas sobre el Gernika (1980). En 1981, Planetarium (13) y Basoak (8). También, Irrintzi, homenaje a la música, con 3 piezas sobre Carmelo Bernaola.

En 1992 inaugura en Elizondo la fuente escultórica Homenaje a Juanito Eraso y a la Coral de Elizondo.

Ha realizado exposiciones en Pamplona (1987 y 1991), Bertiz (1991) y Bera (1992). En 1994 presenta su obra reciente en Vitoria-Gasteiz, Durango, Tolosa y Donostia-San Sebastián, destacando Galíndez, Untziola, Intolerancia, Frontón, Aizkolari, Israel, Txalaparta, Rigoberta Menchú o Sarajevo.

Ha realizado multitud de piezas singulares como fuentes, cascadas de agua, esculturas para exteriores en acero, cemento o bronce para instituciones o museos.

Escultor de estilo sobrio y poético, su obra -en palabras de Edorta Kortadi- va pasando de una escultura tensionada e imbricada entre lo orgánico y lo racional, entre la realidad y el surrealismo, entre lo primitivo y lo culto, entre lo natural y lo pulido.

Vista del Parque-Museo Santxotena con el casería de Bozate al fondo

Vista del Parque-Museo Santxotena con el casería de Bozate al fondo

Actualmente en su taller de Artziniega (Álava) se dedica exclusvamente a la escultura y la poesía.

Tiene un Parque-Museo en Bozate su localidad natal, así como el Taller-Museo en Artziniega, donde reside.

Written by Albergues del Camino

agosto 8, 2011 at 10:59 am

Publicado en Escultores

Miguel Ochoa

with one comment

Miguel Ochoa (n. Uztárroz, ca. 1510 – † Siracusa, 1 de ocubre de 1587). Jesuita.

Miguel Ochoa, jesuita

Miguel Ochoa, jesuita

Joven todavía marchó a estudiar a Barcelona donde se sintió vivamente atraído por la figura de Ignacio de Loyola, al que siguió a Roma.  Fue admitido por San Ignacio de Loyola, en Roma, en 1547 y ya entonces se le consideró como poseedor del don de curar enfermos.

En 1549 acompañó al P. Bobadilla en la expedición que éste hizo a Nápoles designado personalmente por San Ignacio. En 1550 fue nombrado superior de la casa de Tívoli.

Consagrado sacerdote, fue nombrado superior de la casa de esta última población. En 1550 fue designado rector del colegio de Oñate (Guipúzcoa), que entonces se abría, por lo que marchó de Roma acompañando a San Francisco de Borja.

Acompañó a San Francisco de Borja en sus prédicas por la región. En el tiempo que permaneció en el País Vasco desarrolló una intensa actividad de misionero por las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya, llegando también a Navarra y Alava, mientras continuaba de rector del Colegio de Oñate.

Fue finalmente destinado a Sicilia, para catequizar la isla. En 1573 nos lo encontramos en Mesina (Sicilia) falleciendo el 1 de octubre de 1575 en Siracusa en olor de santidad.

Written by Albergues del Camino

julio 30, 2011 at 4:44 pm

Domingo Garde

with one comment

Domingo Garde (n. Uztárroz, ? – † Arlabán, 9 de abril de 1812) Guerrillero de la Guerra de la Independencia.

Guerrillero roncalés en la Guerra de la Independencia, era abanderado del primer batallón de Espoz y Mina cuando el 9 de abril de 1812, en la segunda emboscada de Arlabán, fue alcanzado por tres balas después de haber dado muerte a muchos enemigos con el asta de la bandera, falleciendo a consecuencia de las heridas.

Como se desangraba, “hubo que rasgarse el lienzo de la insignia para taparle las heridas”. “De modo que -siguen relatando las Memorias de Espoz y Mina- perecieron a la vez y sin separarse bandera y abanderado, con sentimiento general de la División”.

Written by Albergues del Camino

julio 30, 2011 at 4:22 pm

Publicado en Militares

Serapio Esparza

with 7 comments

Serapio Esparza San Julián (n. Pamplona, 1880 – † Pamplona, 1968) Arquitecto.

Siendo el arquitecto municipal de Pamplona redactó el proyecto del trazado del Segundo Ensanche en 1916 basado en el plan de Ildefonso Cerdá del Ensanche de Barcelona. En este proyecto se dispuso una malla ortogonal con 99 manzanas cuadradas de unos 70 metros de lado en un área de unos 900.000 m2. El acierto de Serapio Esparza está en que todas las calles que suben, tienen sol en las dos aceras.

Procedía del tradicionalismo, pero se vinculó posteriormente al nacionalismo vasco, llegando a ser miembro del NBB, la ejecutiva del PNV en Navarra. En 1923 fue uno de los impulsores de La Voz de Navarra.

Se presentó a las elecciones a Cortes por Navarra en 1933 por el Partido Nacionalista Vasco recibiendo 13.580 votos, sin opción a escaño.

Algunas de sus obras como arquitecto:

  • Colegio Vázquez de Mella, Pamplona.
  • Monolito homenaje al Castillo de Maya, Valle de Baztán
  • Iglesia del Convento de las Josefinas, Pamplona
  • Edificios en la Plaza del Conde de Rodezno, Pamplona
  • Centro de Formación Profesional de los PP. Salesianos, Pamplona
  • Parroquia de San Blas, Burlada
  • Basícila de San Ignacio, Pamplona

Written by Albergues del Camino

julio 30, 2011 at 9:16 am