Navarros Ilustres

Personajes ilustres en la historia de Navarra

Juan Bazcardo

with 3 comments

Juan Bazcardo (n. Caparroso, 1584 – †  ?, 22 de agostos de 1653) Escultor renacentista.

Imagen de Santa Catalina por Juan Bazcardo

Imagen de Santa Catalina por Juan Bazcardo

Hijo del pintor Martín Bazcardo, estudió con el escultor Ambrosio de Bengoechea y estuvo bajo la tutela del artista romanista Pedro González de San Pedro, en su taller de Cabredo, y se casó con una de sus hijas. A la muerte de su suegro (1608) se hizo cargo del taller.

Trabajó en el retablo mayor de la catedral de Calahorra en 1609 y a partir de entonces controló numerosas obras ejerciendo su oficio en lugares tan distantes como Tolosa, Vergara, Oñate e Irún.

Al comenzar el segundo cuarto de siglo aparece en Logroño y sobre todo en Viana, emparentando con artistas del taller de esta ciudad tan unido al de Cabredo por ésta y otras razones. Su gran actividad como escultor le obligó a asociarse con otros artistas, especialmente ensambladores: Lope Mendieta, Pedro Jiménez I, Jerónimo de Chávarri, Mateo Fabricio, Bartolomé Cordero y Hernando Murillas.

También proporcionó trazas para la construcción de retablos e intervino asimismo en tasaciones de obras artísticas de su especialidad.

Las primeras obras documentadas en Navarra, años 1606 y 1611, son una imagen de la Virgen y un relicario para el retablo mayor de la catedral de Tudela, este último realizado, en colaboración con Juan de Bimes. Poco antes de 1616 realizó algunas imágenes en Pamplona destinadas a diversos edificios.

Enterado del contrato que Pedro de Arraydu hizo para labrar el retablo de Berrioplano, entabló con él un juicio alegando que éste era ensamblador y no escultor, y que se le debía adjudicar a él. La sentencia fue favorable para Arraydu.

En 1622 realizó el retablo de la Trinidad para la basílica de Nuestra Señora de La Soledad (Viana); poco después se asoció con Diego Jiménez II, uno de los escultores vianeses.

Para el año 1630, Bazcardo había ejecutado dos escenas del retablo de San Bartolomé de Santa María de Viana y al año siguiente contrató los retablos colaterales de Santiago y Santa Catalina para dicha iglesia, además de otras imágenes, entre ellas un San Miguel y una imagen de la Asunción para el relicario del altar mayor en 1650. Se le atribuye un Cristo que se halla en la sacristía. Para la parroquia de San Pedro de esta misma ciudad hizo un relicario de dos cuerpos en 1640.

En su pueblo natal, Caparroso, dejó constancia de su arte en el retablo de la parroquia de Santa Fé, construido conjuntamente con Domingo de Bidarte, cuyas imágenes se encuentran repartidas en varias iglesias locales, y sobre todo la bellísima Nuestra Señora del Soto. Como tasador intervino conjuntamente con Domingo de Lusa en 1631 en el retablo de Sesma, obra de Juan III Imberto.

El arte de Bazcardo está influenciado por el romanismo de su maestro Pedro González de San Pedro, discípulo a su vez del introductor de este estilo escultórico en Navarra Juan de Anchieta, pero ya algo tardío; en contacto con Pedro Jiménez I, discípulo de Gregorio Fernández, y por el propio paso del tiempo, evolucionó hacia las características formales de la escuela vallisoletana.

Su estilo personal experimenta una gran evolución debido a la época en la que vivió, recibiendo influencias de otros artistas de primer orden, como Gregorio Fernández, con cuyas obras debió de estar en contacto directo. El principal cambio de que fue testigo fue el tránsito del Renacimiento al Barroco, y más concretamente del manierismo romanista al barroquismo monumental.

Las imágenes de su primera etapa, de gestos violentos y duros, envueltas en mantos de pliegues gruesos y redondeados dan paso a otras provistas de pliegues angulosos y quebrados y de expresión prebarroca, más realista, reposada y dulce de los rostros, aunque sin renunciar a su formación y temperamento romanista.

Se cree que pudo aprender el romanismo en que se desenvolvió durante largos años con Diego Jiménez I de Viana y que lo consolidó con Pedro González de San Pedro, fundador del taller de Cabredo, colaborador predilecto de Juan de Ancheta, en su taller de Pamplona, y de Diego y Andrés Jiménez, en el retablo de Yécora. La aparición del estilo novedoso desarrollado por Gregorio Fernández va a cambiar el rumbo de la escultura norteña y Bazcardo forma parte de ese movimiento, lo mismo que Pedro de Ayala o los hermanos Angulo en el taller de Vitoria.

Algunas obras

  • Retablo de la capilla de Santiago de la Iglesia de Santa María de Viana
  • Gran crucifijo de la catedral de Pamplona
  • Adoración de los Reyes, relieve de San Jerónimo y el Cristo de la Agonía en el Retablo de los Reyes de la catedral de Calahorra (La Rioja)
  • Relieve de la Epifanía de la Capilla de los Santos Reyes de la catedral de Calahorra (La Rioja)
  • Esculturas del retablo mayor de Nuestra Señora del Juncal, Irún(Guipúzcoa), obra de Bernabé Cordero
  • Rretablo mayor de Lapuebla de Labarca (Álava)
  • La Natividad del retablo de Oyón (Álava)
  • Talla en nogal de la Virgen del Rosario de Bujanda (Álava)

Bibliografía

  • Lecuona, Manuel (1946). «El escultor Juan Bazcardo y sus obras en la catedral del Calahorra». Príncipe de Viana (22):  pp. 27-41. ISSN 0032-8472.
  • Micaela J. Portilla, José Eguía (1968). Catálogo monumental de la Diócesis de Vitoria. Tomo II. Arciprestazgos de Treviño Albaina y Campezo. Diputación Foral de Álava. 84-500-5290-4.
  • Fernando Tabar Anitua (2001). Campezo, arte e historia : Antoñana, Bujanda, Orbiso, Oteo, Santa Cruz. Diputación Foral de Álava. 84-7821-457-7.
  • Becerra, Francisco (1936). «Las obras del escultor Juan Bazcardo en Viana». Boletín de la Comisión de Monumentos Históricos y Artísticos de Navarra:  pp. 65-74.
  • J.R. Castro Álava, Cuadernos de Arte Navarro-Escultura, (Pamplona, 1949), p. 145.
  • J.A. Barrio Loza, La escultura romanista en La Rioja, (Madrid, 1981), pp. 263-264.
  • J.M. Ramírez Martínez, «Los talleres barrocos de escultura en los límites de las provincias de Álava, Navarra y La Rioja», (Logroño, 1981); «La escultura en La Rioja durante el siglo XVII», (Logroño, 1984).
  • M.C. García Gainza, y otros, Catálogo Monumental de Navarra, T.I, (Pamplona, 1980), p. 259; T. II, vol. 1, pp. 189 y otras; vol. 2, pp. 207 y otras.
  • J.C. Labeaga Mendiola, Viana, monumental y artística, (Pamplona, 1984), pp. 184 y ss.
Anuncios

Written by Albergues del Camino

julio 26, 2011 a 4:11 pm

Publicado en Escultores

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Juan Bazcardo, escultor renacentista (1584-1653). […]

    Me gusta

  2. […] religiosas correspondientes a los siglos XVII, algunas piezas aprovechadas del antiguo retablo de Juan Bazcardo, y XVIII. Caparroso, la iglesia parroquial de la Santa Fe y El Cristo al […]

    Me gusta

  3. […] que es una escultura romanista de comienzos del siglo XVII y probablemente obra del escultor Juan de Bazcardo con una ejecución extremadamente […]

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: