Navarros Ilustres

Personajes ilustres en la historia de Navarra

Juan Francés de Iribarren

leave a comment »

Juan Francés de Iribarren Echeverría (n. Sangüesa, 1699 – † Málaga, 2 de septiembre de 1767) fue un compositor y organista español del barroco tardío. Está considerado como uno de los más grandes compositores españoles de la primera mitad del siglo XVIII.

Biografía

No se conoce con exactitud el día de su nacimiento, pero se sabe que fue bautizado el 24 de marzo de 1699 en la Iglesia de Santiago el Mayor de Sangüesa.

A los catorce o quince años marchó a Madrid donde ingresó como niño cantor en el Colegio de Niños Cantorcicos, que era la institución dependiente de la Real Capilla en la que se formaban los niños cantores. En aquella época, el director de ésta institución fue el famoso compositor y organista José de Torres, quién en 1717 le recomendó para el puesto de organista en la Catedral de Salamanca, que entonces contaba con varios órganos. Su trabajo no se limitó a interpretar el órgano, sino a sustituir al maestro de capilla Micieces, por entonces muy anciano, en sus tareas de compositor.  En éste puesto permaneció hasta 1733 y compuso sus primeras partituras, de las que sólo se conservan 18 obras. Durante los dieciséis años que ejerció en Salamanca profundizó sus estudios en Madrid con José de Torres, que ejercía de maestro en la Capilla Real. En 1733 fue ordenado sacerdote en Salamanca.

Posteriormente, en 1732, se presentó por concurso oposición a la plaza de maestro de capilla de la Catedral de Málaga, donde obtuvo el segundo puesto detrás de Manuel Martínez Delgado. Sin embargo, el fallecimiento de éste último le impidió tomar posesión de dicha plaza y el 1 de octubre de 1733, Francés de Iribarren fue nombrado maestro de capilla de la citada catedral. Allí permaneció durante 34 años hasta su muerte.

En 1741 acepta la plaza de maestro de capilla de la catedral de Valladolid pero el aumento de su dotación en Málaga en cien ducados le retuvieron en su puesto. En Málaga trabajó intensamente, componiendo un gran número de obras y reorganizando la capilla musical de la catedral. En 1737, creó el Archivo de Música, siendo hoy en día uno de los más importantes de España. Reunió en la capilla a una treintena de músicos con los que formó un conjunto barroco que intervenía no sólo en la catedral sino en otros centros religiosos de la ciudad. También compuso abundantes obras en latín y romance y donó toda su producción a la catedral.

Por problemas de salud, en enero de 1761 se le relevó de las “semanerías de Evangelio y Cetro”.  El 16 de abril de 1766 renunció a su puesto en la catedral.  Unos meses antes de morir otorgó dos poderes en la misma escribanía en la que hizo testamento: el primero concedía a su hermano Juan, la autoridad de administrar todo su patrimonio después de su muerte; el segundo es de renuncia a ciertos privilegios que aún mantenía en las parroquias unidas de Santiago y San Salvador de Sangüesa.

Falleció al año siguiente, siendo enterrado en la catedral.

Francés de Iribarren es el prototipo de compositor barroco tardío, con influencias italianas pero sin abandonar la tradición eclesiástica basada en el Siglo de Oro español. Abarcó una gran variedad de estilos. En sus primeros años abundan los recursos polifónicos propios de la estética barroca. Posteriormente eligió una mayor simplicidad, más acordes con el estilo denominado “galante”, anterior al clasicismo.

Incorporó las técnicas más depuradas y novedosas del “estilo moderno” y melódicamente se aprecia un refinamiento poco usual entre sus coetáneos. Una característica propia, que se da en muy pocos compositores contemporáneos suyos, es la utilización de varias voces para los recitativos y arias. Según Ansorena se le considera como uno de los mejores compositores de cantatas de su tiempo tanto por su originalidad, perfección y número ya que alcanzó a más de quinientas.

En sus obras polifónicas no se siente atraído por la policoralidad, al menos en el mismo grado que sus coetáneos. Es evidente su deseo de sustraerse a la decadencia de la música religiosa de su tiempo y al influjo italiano que triunfaba en la península. Se le considera como una de las principales figuras de la música europea del siglo XVIII.

Obras

Portada de una grabación de obras de Juan Francés de Iribarren
Portada de una grabación de obras de Juan Francés de Iribarren

De su etapa de maestro de capilla de la Catedral de Salamanca, sólo se han conservado en su archivo 18 obras. Sin embargo, en el Archivo de Música de la Catedral de Málaga, que él mismo fundó, se han conservado alrededor de 1000 composiciones. También se encuentran obras suyas en numerosas catedrales y archivos españoles. Otras 27 obras se hallan dispersas en otros archivos -Guadalupe (Cáceres), Silos, Madrid, Capilla Real, catedral de Granada, Osuna (Sevilla), Córdoba, Las Palmas de Gran Canaria y Guatemala capital-.

Entre la gran cantidad de obras de éste compositor, tenemos (Grove):

  • 521 piezas vocales en español:
    • 390 villancicos
    • 109 cantatas
    • 22 arias
  • 385 piezas vocales en latín:
    • 120 motetes
    • 69 salmos
    • 39 antífonas
    • 27 misas
    • 26 lamentaciones
    • 25 himnos
    • 21 misereres
    • 19 magnificats
    • 14 secuencias
    • 6 responsorios
    • 5 invitatorios
    • 5 nunc dimittis
    • 4 Oficios de difuntos
    • 3 lecciones
    • 1 Stabat Mater
    • 1 letanía

Además compuso algunas piezas instrumentales para órgano y existen otras obras sin catalogar.

Si algún día se encuentran los manuscritos, de los que hay constancia que existieron, la producción total de Francés de Iribarren ascendería a 975 obras. En su inmensa mayoría son obras vocal-instrumentales. Sólo dejó cuatro instrumentales, que son oberturas o piezas intercaladas en sus villancicos. El autor compuso ininterrumpidamente desde 1733 hasta 1760. A partir de este año y hasta su muerte, ocurrida en 1767, sólo aparecen fechadas 28 obras.

Discografía

  • 1990 – Cantatas Barrocas Españolas del siglo XVIII. Elvira Padín. Miguel Ángel Tallante. Conjunto instrumental.Ministerio de Educación y Ciencia. MEC 1017 CD. Madrid.
  • 1994 – Barroco español. Vol.1. “Mas no puede ser”. Villancicos, cantatas et al.. Al Ayre Español. Eduardo López Banzo (dir.). Deutsche harmonia mundi 05472 77325 2.
  • 2005 – Villancicos y Cantadas. Sacred Songs And Dances from Latin America and Spain. El Mundo. Richard Savino. Koch International Classics 7654.
  • 2007 – Iribarren: Salmos, villancicos y cantadas. Nova Lux Ensemble de la coral de cámara de Pamplona. RTVE música. [1]
  • 2008 – Serpiente Venenosa. Música en las Catedrales de Málaga y Cádiz en el siglo XVIII. Orquesta Barroca de Sevilla y Coro Barroco de Andalucía. Diego Fasolis (director). Con María Espada (soprano), David Sagastume. Almaviva DS 0150
  • 2009 – Arde el furor intrépido. Música de la catedral de Málaga en el s. XVIII. Orquesta Barroca de Sevilla. Diego Fasolis. Con María Espada y José Hernández Pastor (contratenor). OBS-Prometeo OBS 01

Bibliografía

  • Martín Moreno, Antonio (1985). Historia de la música española 4. Siglo XVIII, Alianza Aditorial edición. 84-206-8504-6.
  • Martín Moreno, Antonio (2003). Catálogo del archivo de música de la Catedral de Málaga, vol I y II, Junta de Andalucía edición.
  • Sánchez, Marta (1988). XVIII Century Spanish Music Villancicos of Juan Frances De Iribarren, Latin American Literary Review Press edición. 0-935480-26-9. (En inglés)

Enlaces externos

Anuncios

Written by Albergues del Camino

septiembre 2, 2009 a 5:16 pm

Publicado en Músicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: