Navarros Ilustres

Personajes ilustres en la historia de Navarra

Fernando Remacha Villar

leave a comment »

Fernando Remacha Villar (n. Tudela, 15 de diciembre de 1898 – † Pamplona, 21 de febrero de 1984), fue un compositor, probablemente el compositor navarro más relevante y silenciado del siglo XX.

Fernando Remacha

Fernando Remacha

Biografía

Inició los estudios de violín en Tudela y más tarde en Pamplona con Felipe Aramendía. Se trasladó posteriormente a Madrid, donde asistió a las clases de violín con José del Hierro y de composición con Conrado del Campo en el Conservatorio de Música de Madrid. A esta etapa en Madrid corresponden sus primeras obras, algunas de ellas de calidad insuperable: el ballet La Maja Vestida (1919), el poema sinfónico Alba (1922) o las Tres piezas para piano (1923)

En 1923 gana el Premio Roma de la Academia de Bellas Artes de San Fernando con una cantata y una fuga y obtiene la beca que le permite trasladarse a Italia y estudiar en Roma con Gian Francesco Malipiero hasta 1927. De esta época son, entre otras, el motete Quam pulchri sunt para coro y orquesta (1925) o el Homenaje a Góngora (1927).

En 1928 regresa a Madrid y obtiene por oposición una plaza de viola en la Orquesta Sinfónica de Arbós. Se hace cargo, también, de la gerencia y de la dirección artística de la empresa «Filmófono», compañía productora y distribuidora de películas, lo que le permite poner música a varias películas y colaborar con directores de cine del prestigio de José Luis Sáenz de Heredia o Luis Buñuel y conocer a García Lorca, Adolfo Salazar, etc..

En 1930 se presenta el Grupo de Madrid, bautizado también como Grupo del 31 o de la República. A él pertenecen Salvador Bacarisse, Juan Bautista, Mantecón, Rosita García Ascot, Gustavo Pittaluga, los hermanos Rodolfo y Ernesto Halffter y Fernando Remacha, quien se convirtió en uno de los músicos más representativos de la Generación del 27. En 1932 logró el Premio Nacional de Música con un Cuarteto con piano.

Antes de 1939 escribió otro Cuarteto, dos poemas sinfónicos, uno de los cuales se estrenó bajo su dirección con la Orquesta Lassalle, y varias obras corales y partituras cinematográficas.

La Guerra Civil truncó el esfuerzo y la ilusión de esta generación de compositores que se dispersó en distintos exilios. Unos huyeron fuera de España y otros, como Remacha, optaron por el exilio interior. Tras la Guerra Civil española volvió a Tudela y prácticamente abandonó la composición hasta los años cincuenta.

En 1957 Fernando Remacha pone en marcha el Conservatorio Pablo Sarasate de Pamplona, que llegó a convertirse en una institución pedagógica ejemplar bajo su dirección. En 1959, como director del Conservatorio se Pamplona, viajó a París, Munich, Milán y Viena, con objeto de estudiar el funcionamiento de los Conservatorios.

Al frente del Conservatorio “Pablo Sarasate” de Pamplona hata 1972, año de su jubilación, llevó a cabo una eficaz y renovadora labor didáctica.

Obras

En 1951 compuso una Sonatina para piano.

Posteriormente: Cantantibus Organis, obra coral editada por la Institución “Príncipe de Viana”

Cartel de fiestas, suite orquestal que consta de  cuatro tiempos: Chupinazos, Procesión, Señoritas a los toros y Jotas, premio del Ayuntamiento de Pamplona

Vísperas, oratorio, encargo del Ayuntamiento de Pamplona,  que sustituye, desde 1951, a las de Mariano García, de interpretación obligada el 6 de julio, víspera de San Fermín

Concierto para guitarra y orquesta (año 1955)

Rapsodia de Estella, para piano y orquesta, Premio Málaga 1960, creado por el Patronato “Eduardo Ocón”, de la Orquesta Sinfónica de Málaga, interpretada en primera audición en Madrid, por Pilar Bayona, con la Orquesta Nacional, bajo la dirección de Frühbeck de Burgos, el 17 de febrero de 1961.

Fernando Remacha, en su nombramiento como Hijo Predilecto de Tudela (27-12-1973)

Jesucristo en la Cruz, para solos, coro y orquesta, sobre textos anónimos del Cancionero de Barbieri, Premio “Luis de Victoria”, correspondiente a la III Semana Religiosa de Cuenca, año 1964, obra ejecutada en dicha ciudad y en la capital de España en concierto integrante del II Festival de Música de América y España, el 24 de octubre de 1967 por la Orquesta Sinfónica de la R. T. V. E, Angeles Chamorro, soprano, Ricardo Visus, tenor, y el coro de la R. T. V.E., bajo la dirección de Antonio Ros Marbá

La bajada del Angel, cuya presentación se realizó en la catedral de Tudela en 1979.

Remacha contribuyó a la realización de un homenaje pianístico a Juan Crisóstomo de Arriaga con su pieza Epitafio.

También compuso música para cine, destacando las bandas sonoras de Don Quintín el Amargao (1935) de Luis Marquina y La Hija de Juan Simón (1935) y ¿Quién me quiere a mí? (1936) de J. L. Sáenz de Heredia, films todos ellos en los que figuraba Luis Buñuel como productor ejecutivo de la productora “Filmófono”.

En el conjunto de su obra merece la pena destacar algunas partituras que constituyen por sí solas hitos significativos en la música contemporánea española: los dos cuartetos, la cantata Jesucristo en la Cruz (Premio Tomás Luis de Victoria en 1964), el motete Quam pulchri sunt, las Vísperas de San Fermín (1951), Concierto para guitarra y orquesta (1955), Rapsodia de Estella (1958), así como la obra para piano o la música coral.

A pesar de no tener una extensa producción, Remacha es uno de los principales músicos españoles del siglo XX. En sus primeras obras se encuentra cierta influencia de Stravinski, Falla y Malipiero, si bien muestra una independencia de estilo en la que, sin renunciar a la esencia española, se aleja del nacionalismo musical. Sólo se acerca al folklore con Rapsodia de Estella. En Concierto para guitarra y orquesta se acerca al expresionismo, retomando preocupaciones atonales de sus primeras composiciones a la vez que profundiza en la esencia española esencialista, lo que culminará en Jesucristo en la cruz.

Reconocimientos

Monumento a Fernando Remacha (La Musa). Pedro Jordán, 1998

Monumento a Fernando Remacha ("La Musa"). Pedro Jordán, 1998

En 1973 fue nombrado doctor Honoris Causa por la Universidad de Navarra

Fue nombrado Hijo Predilecto de Tudela en 1973

Remacha obtuvo por tres veces el Premio Nacional de Música: en 1932 con el Cuarteto para cuerda y piano; en 1938 con el Cuarteto para cuerda y el último en 1982.

Bibliografía

  • Fernando Remacha, Música de Fernando Remacha [música impresa], Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra, Pamplona.
  • Margarita Remacha, Fernando Remacha, una vida de armonía, Fondo de Publicaciones del Gobierno de Navarra, Pamplona, 1996.
  • VV.AA. Jornadas en torno a Remacha y la Generación del 27, Universidad Pública de Navarra, Pamplona, 1998.
  • Marcos Andrés Vierge, Fernando Remacha: el compositor y su obra, Instituto Complutense de Ciencias Musicales, Madrid, 2003.

Enlaces externos

Anuncios

Written by Albergues del Camino

agosto 13, 2009 a 2:27 pm

Publicado en Músicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: